Puedes apoyar el 27m

También puedes enviar tus fotos a emday@semes.org

ENTRA EN ACCIÓN

La naturaleza de la medicina de emergencia hace que quienes trabajan en ella estén siempre bajo estrés, y este estrés ha aumentado mucho durante la pandemia. Las personas sufren fatiga, agotamiento y depresión, y muchos departamentos de emergencia no tienen suficiente personal, lo que pone en riesgo la calidad de la atención médica que pueden brindar. Es vital tanto para ellos como para los pacientes que los profesionales de la medicina de urgencias obtengan lo que necesitan: más atención, mejor reconocimiento y mejores condiciones de trabajo.

Cuanto más fuertes seamos, mayor será el cambio

Scroll hacia arriba